Reclama ya

¿Cómo dar de baja tu tarjeta WiZink sin dolores de cabeza?

Ante las prácticas usureras ligadas a las tarjetas WiZink, dar de baja puede parecer una elección sensata. Sin embargo, antes de proceder, la consulta con un abogado especializado en derecho financiero es esencial. Este profesional puede proporcionar una guía detallada sobre tus derechos y posibles repercusiones legales.

¿Has decidido que es el momento de dar de baja tu tarjeta WiZink? Es una decisión prudente considerando las numerosas críticas y reclamaciones que ha generado esta entidad financiera. 

Con una reputación manchada por prácticas cuestionables y una alta incidencia de sentencias judiciales desfavorables, los usuarios enfrentan riesgos financieros significativos al mantener una tarjeta de crédito con WiZink. 

Desde la falta de transparencia hasta los intereses abusivos, hay múltiples razones por las cuales dar de baja esta tarjeta puede ser una medida preventiva para proteger tus intereses económicos y evitar posibles problemas futuros.

Además, la experiencia de otros usuarios que han intentado cancelar sus tarjetas WiZink puede servir como advertencia. 

Muchos relatos reflejan dificultades para anular la tarjeta y resolver la deuda asociada de manera amistosa con el banco. Ante esta situación, dar de baja tu tarjeta WiZink puede ser una acción proactiva para evitar posibles conflictos y proteger tu estabilidad financiera a largo plazo.

Antes de dar de baja una tarjeta WiZink ¿Qué debes tener en cuenta?

Antes de tomar la decisión de dar de baja una tarjeta WiZink, es crucial evaluar detenidamente tu situación financiera y comprender las implicaciones de cancelar el contrato

Debes tener en cuenta cualquier deuda pendiente, así como los posibles cargos por cancelación anticipada que puedan aplicarse. 

Además, es importante revisar detenidamente los términos y condiciones del contrato para entender completamente tus derechos y responsabilidades como titular de la tarjeta.

Dar de baja una tarjeta WiZink puede ser una medida prudente frente a las prácticas usureras asociadas con estas tarjetas de crédito.

 Sin embargo, antes de tomar una decisión definitiva, es fundamental contar con la orientación y experiencia de un abogado especializado en derecho financiero. Un abogado experto puede brindar asesoramiento detallado sobre tus derechos y opciones legales, así como sobre los posibles riesgos y consecuencias de dar de baja la tarjeta. 

Su conocimiento puede ayudarte a tomar una decisión informada y a gestionar el proceso de cancelación de manera efectiva, asegurando que tus intereses estén protegidos durante todo el proceso.

Pasos para dar de baja tu tarjeta WiZink

  1. Prepara tus datos personales: Para empezar, asegúrate de tener a mano todos tus datos personales y de la cuenta, incluyendo tu número de tarjeta WiZink.
  2. Contacta con el servicio de atención al cliente: A continuación, debes ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente de WiZink. Puedes hacer esto a través de su número de teléfono gratuito, por correo electrónico o mediante su plataforma online.
  3. Explica tu situación: Cuando estés en contacto con el servicio de atención al cliente, explícales claramente que deseas dar de baja tu tarjeta WiZink. Puede ser útil tener preparado de antemano lo que quieres decir para evitar confusiones.
  4. Sigue sus instrucciones: Seguramente te proporcionarán instrucciones detalladas sobre cómo proceder. Sigue estas instrucciones cuidadosamente para evitar problemas.
  5. Confirma la cancelación: Una vez que hayas completado todos los pasos que te indicaron, asegúrate de recibir una confirmación de la cancelación. Esta puede ser por correo electrónico o por correo postal.

¿Cómo saber si se puede reclamar una tarjeta WiZink?

Es esencial saber cuándo se formalizó el contrato de crédito para iniciar el proceso de reclamación. El 25 de noviembre de 2015, el Tribunal Supremo calificó por primera vez un crédito revolving con un tipo de interés del 24,6 por ciento TAE como usurario.

Para ello, recurrió a la Ley de Represión de la Usura que establece: "Se considerará nulo cualquier contrato de préstamo que estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y que sea evidentemente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones que resulten leoninas, teniendo motivos para considerar que el prestatario lo aceptó debido a su situación angustiosa, inexperiencia o limitación de sus facultades mentales".

Desde entonces, se han presentado numerosas demandas contra entidades financieras solicitando la anulación de las tarjetas revolving. 

No fue hasta 2020 cuando, a través de la sentencia del Tribunal Supremo sobre las tarjetas revolving, se declararon nulas este tipo de tarjetas de crédito justificando la combinación del tipo de interés revolving y el TAE superior al 26,8 por ciento TAE, habitual en las tarjetas WiZink. 

Es decir, se dictaminó que estas tarjetas tenían un carácter usurario.

Recientemente, el Tribunal Supremo ha concretado aún más cuándo una tarjeta revolving puede considerarse usuraria, y lo hace estableciendo un mínimo de 6 puntos entre el TAE aplicado a la tarjeta y el TAE establecido en las Tablas del Banco de España para el año de contratación.

Por lo tanto, si eres cliente de WiZink, el TAE de tu tarjeta estuvo rondando hasta 2020 el 27% y contrataste tu tarjeta antes de marzo de 2020, puedes reclamar independientemente de si se ha realizado alguna modificación en el tipo de interés establecido después de la contratación, ya que se consideran intereses usurarios. 

¿Y si contraté mi tarjeta después de marzo de 2020? Tras la sentencia sobre las tarjetas revolving, es importante que conozcas el tipo de interés aplicado a tu tarjeta y el lugar donde se firmó el contrato: un comercio, una estación de servicio, etc.

Lo más probable es que el interés de esa tarjeta posterior al 2020 sea inferior al 22,50%, por lo que no se considerará usuraria. 

No obstante, algunos tribunales consideran que pudo haber falta de transparencia durante la contratación porque no te informaron adecuadamente sobre los riesgos del producto.

La vida después de dar de baja tu tarjeta WiZink

Una vez que hayas conseguido dar de baja tu tarjeta WiZink, es posible que te preguntes cuál es el siguiente paso. Bueno, eso depende totalmente de ti. Tal vez quieras explorar otras opciones de tarjetas de crédito que ofrezcan mejores tasas de interés o beneficios. 

O quizás, prefieres mantener tus finanzas sencillas y prescindir de las tarjetas de crédito por un tiempo. Sea cual sea tu decisión, asegúrate de que esté en línea con tus metas financieras a largo plazo y si tienes problemas a la hora de dar de baja tu tarjeta WiZink contacta con nosotros, en Plataforma de Reclamación te ayudamos y acompañamos durante todo el proceso.

Dar de baja tu tarjeta WiZink puede parecer un desafío, pero con un poco de paciencia y esta guía en la mano, estarás preparado para manejar el proceso con confianza.

 Recuerda, lo más importante es que te sientas cómodo con tus decisiones financieras y que te mantengas al tanto de tus obligaciones.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a comprender cómo dar de baja tu tarjeta WiZink.

FAQs útiles para el usuario de Tarjeta WiZink

  1. ¿Puedo dar de baja mi tarjeta WiZink en cualquier momento?

Sí, puedes dar de baja tu tarjeta WiZink en cualquier momento. Sin embargo, te recomendamos que compruebes si hay alguna penalización por cancelación anticipada en tu contrato.

  1. ¿Cómo sé que mi tarjeta WiZink ha sido dada de baja?

Deberías recibir una confirmación de la cancelación por parte de WiZink. Si no recibes esta confirmación, no dudes en contactarles para confirmar que se ha completado la baja.

  1. ¿Qué sucede con mi saldo restante cuando doy de baja mi tarjeta WiZink?

Si tienes un saldo pendiente en tu tarjeta al dar de baja, todavía serás responsable de pagar este saldo. Por lo tanto, te recomendamos que pagues todo lo que debes antes de proceder con la cancelación.

La decisión de dar de baja una tarjeta WiZink debe ser respaldada por el consejo experto de un abogado financiero

Su asesoramiento garantiza una comprensión completa de tus opciones y riesgos legales, facilitando una toma de decisiones informada y la protección de tus intereses en todo el proceso de cancelación.

Con una amplia formación que incluye licenciaturas en Derecho y Criminología obtenidas de la Universidad de La Laguna y la Universidad Camilo José Cela, respectivamente, así como Máster en Derecho Procesal, Penal, Mercantil y Bancario de prestigiosas instituciones, esta profesional cuenta con más de 20 años de experiencia en el ámbito jurídico. Ha dedicado seis años de su carrera en el Bufete Pérez de la Cruz, representando a grandes entidades bancarias y empresas a nivel nacional e internacional, antes de cambiar su enfoque hacia la protección de los consumidores como líder del Departamento Jurídico en Voy a Defenderte Abogados, SL. Además, tiene un reconocido recorrido en Derecho Penal, trabajando más de cinco años como abogada fiscal y manteniendo una participación activa en el Turno de Oficio por más de una década.

¡Reclama los gastos hipotecarios!

Usa nuestro simulador para saber cuánto dinero puedes recuperar

Abogados expertos en...